Noticia 2

Mamá de dos hijos y maestra de tercer grado de la Escuela para el hombre nuevo, del barrio porteño de Flores, Clara Baeck piensa que tiene suerte. “Yo sé quién soy y sé de dónde vengo”, se dijo mientras volvía en subte de la sede de Abuelas de Plaza de Mayo con las manos llenas de afiches y postales de la muestra “Ovillo de trazos”, que tematiza el derecho a la identidad y que había buscado para trabajar con sus alumnos. Los ojos se le llenaron de lágrimas mientras recorría las historias y las ilustraciones. “Yo vengo de una familia donde solo se decía la frase ‘algo habrán hecho’ y la teoría de los dos demonios. A mí me contaron otra historia. Llegar a una escuela donde puedo trabajar con mis alumnos este tema es hermoso”, dijo a Infojus Noticias. En el día nacional por el derecho a la identidad, escuelas de todo el país retoman los relatos e imágenes que escritores e ilustradores convocados por Abuelas presentaron para invitar a la reflexión, la memoria y las preguntas por la identidad.

Desde 2004, todos los 22 de octubre se conmemora el día nacional del derecho a la identidad, en homenaje al día de creación de Abuelas de Plaza de Mayo, quienes este mes cumplen 38 años de búsqueda de 500 nietos y nietas, hoy adultos, que fueron robados por el terrorismo de Estado.

IMG_6664 copy

Clara Baeck conoció los materiales a través de las redes sociales y enseguida pensó llevarlos a la escuela. Para su clase, desarrolló  un proyecto que se llama “Familias que viven en nuestro país” para trabajar cómo se construyen las identidades a través de reflexionar sobre las migraciones o la inclusión de los pueblos originarios. Los materiales de “Ovillo de trazos” eran perfectos para trabajar la identidad y la memoria. “La idea es usar algunos de los afiches, leerlos, ver qué les parece y relacionar este proyecto con el derecho que todos tenemos a saber quién somos”, dijo la docente.

Los afiches y postales también serán colgados en la cartelera de la escuela para que todos los chicos y chicas puedan usarlos. “Es una escuela que trabaja mucho con los derechos humanos todo el año y siempre convoca a las abuelas, a las madres o a nietos para que vengan a participar en actividades”, agregó.

“¿Cómo es posible que siga amaneciendo?, nos preguntamos cuando no volvieron”, dice el texto de Liliana Bodoc, acompañado de una ilustración de Viviana Bilotti. Clara Baeck lo leyó y pensó que sigue amaneciendo porque los nietos siguen apareciendo. Las Abuelas, pensó también, “hacen estas cosas hermosas para que siga amaneciendo”.

Lucrecia Blanco es bibliotecaria de las escuelas N°21 y N°39 de la ciudad de 25 de Mayo, en la Provincia de Buenos Aires, y cuando se enteró de las piezas de “Ovillo de trazos” también escribió a Abuelas para conseguirlas y trabajarlas con los chicos y chicas de 6 a 12 años de la escuela.  “Siempre estamos trabajando el tema de los derechos humanos. Ni bien aparece algún material, sobre todo literatura, trato de comprarlo, leerlo y analizarlo”, dijo a esta agencia.

Durante las horas que pasan en la biblioteca, los chicos leen cuentos junto a Lucrecia. “El tema de la identidad los atrae un montón”, explicó la bibliotecaria y agregó que “sale siempre la pregunta del ‘¿por qué paso eso?’ o ‘¿por qué los chicos no están con sus padres?’. Lo que buscamos es conocer la historia desde la atracción y que el chico pueda expresarse a través de la literatura”.

En General José de San Martín, provincia de Chaco, la biblioteca Enriqueta Estela Barnes de Carlotto se sumó a las actividades por el día nacional del derecho a la identidad.  “Armamos una linda cartelera hace dos semanas para ir poniendo en clima al colegio donde funciona la biblioteca y a la hora de entrada comentamos algunas ideas sobre qué es la identidad o la historia de las Abuelas”, contó a Infojus Noticias Araceli Nasir, su directora, que también armó una cartelera específica sobre la muestra “Ovillo de trazos”.

“A los mejor no son grandes cosas las que hacemos, pero de a poquito avanzamos. Alejados de las grandes ciudades, por ahí esta cuestión no está muy puesta sobre el tapete. Desde la imposición del nombre de la biblioteca empezamos a reunir material y armamos un sector especializado en los derechos humanos, el derecho a identidad y la recuperación de los nietos”, explicó Araceli.

IMG_6701