Indígenas Del Chaco Cuestionan Al Instituto De Cultura Por Ignorar Propuestas De Los Propios Indígenas

El escritor e historiador Juan Chico perteneciente al pueblo qom,  a mediados del mes de mayo, renunció al cargo de Director del Programa de Pueblos Originarios del Instituto de Cultura del Chaco, su renuncia se debe a la falta de apoyo del gobierno  para lograr efectivizar el derecho al fortalecimiento de las culturas y educación de los pueblos indígenas. 

A principios de éste año Juan Chico presentó junto a su equipo de trabajo, una planificación con propuestas de acción en un área tan estratégica como el Programa de Pueblos Originarios, propuestas que se realizaron con el fin de ir avanzando en el reconocimiento de derechos de pueblos indígenas fortaleciendo culturas, historia e identidad de los tres pueblos (wichi, moqoit y qom) que hay en la provincia del Chaco. Pero el titular del Instituto de Cultura Héctor Bernabé ignoro la propuesta y fueron postergando reuniones, para no tomar ninguna disposición y dejar pasar el tiempo.

Juan Chico  asumió el cargo de Director del Programa de Pueblos Indígenas a principios de éste año, consciente que era un área estratégica  para descolonizar y fortalecer la identidad de los pueblos indígenas, realizaron propuestas para implementarlas a lo largo del año,  pero no lograron respuestas del Instituto de Cultura, lo que obligó a que presentara su renuncia:  “desde la llegada de Domingo Pepo al gobierno de la provincia el año pasado, asumió Héctor Bernabé, que es el nuevo presidente del Instituto de Cultura, cuando él asume me convoca y yo junto a Lecko Zamora y todo el equipo le hacemos una propuesta  de cuáles son los ejes a trabajar. Y tres ejes hemos propuesto como prioritarios de los muchos que hay, uno era la historia de los indígenas en la guerra de las Malvinas, y el otro eje, la producción de contenidos en distintas temáticas que abordan la cultura e identidad de los pueblos indígenas y una fuerte descentralización de las actividades culturales, es decir, acompañar las propuestas hechas en los territorios y no centralizar todo en la capital del Chaco. Bernabé nunca nos respondió por escrito lo que le hemos presentado, y después de tener tres o cuatro reuniones,  dejo pasar el tiempo y siempre con la promesa de que tenemos que esperar y esperar ,  porque esa es la promesa que había hecho el gobernador y eso nunca ocurrió, y luego a mediados de mayo tuvimos reunión con el gobernador y con Héctor Bernabé, estuvieron el ministro de gobierno y otros ministros, también funcionarios del ministerio de Educación y la presidenta del IDACH Andrea Charole, y ahí planteamos que es lo que queríamos hacer y tampoco hubo una respuesta clara, solo dijeron que en unos días  íbamos a tener otra reunión, pero yo les cuestione que hace cuanto que  vienen posponiendo esto. Hay una indiferencia, una desidia con lo que nosotros venimos proponiendo, por todo este posicionamiento hace que yo me aleje del cargo como coordinador del Programa Pueblos Originarios.

Juan Chico que también ejerce la docencia expresó que “la provincia del Chaco,  es la provincia que más avanzó en cuanto a reconocimientos  de derechos (para los pueblos indígenas) en los últimos años en Argentina, pero lo que más nos preocupa es que en estos reconocimientos de derechos  parece que mucho de eso queda en letra muerta, porque el organismo que es el Instituto del Aborigen Chaqueño IDACH, que por ley es éste Instituto que tiene que implementar  en políticas públicas estos reconocimientos de derechos, en los últimos años no estuvo a la altura de las circunstancias”.

El Programa de Pueblos Originarios es parte del Instituto de Cultura de la Provincia, es un área fundamental  para aportar a la educación y las culturas indígenas, un área que podría permitir  el desarrollo de los pueblos indígenas superando de manera consciente la dominación cultural, con fortalecimiento de conocimientos en base a su cultura e identidad. En estos años el Chaco ha logrado que hayan mas docentes indígenas frente a las aulas, pero lo que está faltando son libros, contenidos curriculares que aborden la historia, cultura e identidad de cada pueblo,  para ello es fundamental que existan libros y contenidos que hablen al respecto basándose en los aportes que hacen los propios abuelos, abuelas y sabios que han aportado para escribir la historia de los  pueblos indígenas.  Juan Chico, no obtuvo respuesta y expresa mi principal preocupación es la educación, y es lo que venimos proponiendo en el Instituto de Cultura, esto de producir contenidos para que nuestros docentes que están en las aulas, ya que vemos que tenemos más docentes indígenas en el aula, pero se sigue reproduciendo, el discurso oficial o el discurso hegemónico.  En los últimos años,  no tuvimos respuesta al respecto, entonces también  tiene que ver con mi alejamiento. Y lo preocupante no es solo ver en el Chaco sino en muchas  provincia, que los Institutos indígenas, como en el Chaco; el Instituto del Aborigen Chaqueño IDACH, que terminan siendo funcional a los estados y a lo que los estados quieren en materia de pueblos indígenas, más en éste caso en el Chaco que los últimos años no hubo una política indígena clara y definida sobre las cuestiones indígenas, entonces los institutos como el IDACH dejan de responder al pueblo indígena para ser funcionales a las agendas de los  gobierno de turno. El estado tiene que ser garante de los derechos culturales de los pueblos indígenas.”

LA CASA DE “TODAS LAS CULTURAS” ESTA VACIA DE LOS DIFERENTES

Por otro lado,  Lecko Zamora reconocido escritor del pueblo wichi, ante la renuncia de Juan Chico  criticó la falta de una mirada intercultural de los representantes del Instituto de Cultura del Chaco, ya que no están comprendiendo  las culturas  diferentes “Me preocupa esto,  porque desde hace años durante las tres últimas gestiones de los presidentes de turnos del instituto, demuestran cada vez, menos comprensión de las culturas diferentes, hablan y prometen mucho y nunca cumplen sus palabras, soy testigo que se les presentaron propuestas escritas como se exige, las respuestas siempre fueron condicionadas a la voluntad de los funcionarios, sin explicación alguna, dilatan y después dicen que no hay fondos, no consultan y no se están cumpliendo con lo que están en la ley de cultura referida a cultura indígena, Juan Chico es uno de los apoyaron en la creación del Instituto de cultura. Parece que aún se quiere continuar pensando por los indígenas y condicionarlos a pensar y hacer lo que los “otros” digan. Hace dos años que se debía realizar la asamblea para la elección del vocal y director indígena, el fondo especifico para las actividades de cultura no se sabe cuál es el monto que le corresponde, las artesanías indígenas lo maneja un no indígena, la editorial indígena parece que feneció, y no fue por falta de producción literaria, ni propuestas, se presento un proyecto para realizar un concurso de cuentos o relatos de autores indígenas y fue rechazada por el anterior presidente, sin explicación alguna. ¿Dónde estamos? ¿La cultura debe estar al servicio de quien?…“La casa de todas las culturas” está vacía de los diferentes. Ojala que recapaciten y aprueben el proyecto que Juan Chico presento al instituto de cultura. Muchas cosas pasan por mi memoria con relación a este trato displicente.”